Maní

  • Los maníes o cacahuates aportan más proteínas que la mayoría de los frutos secos, y muchas vitaminas. Contienen nutrientes buenos para el corazón, como el magnesio, la niacina, el cobre y el ácido oleico, y son ricos en resveratrol, que ayuda a combatir el cáncer.

¿Por qué te convienen?

  • Corazón sano: Su ácido oleico, sus proteínas y su fibra ayudan a reducir el colesterol malo y a mantener un nivel adecuado de colesterol bueno. Un estudio aparecido en la New England Journal of Medicine sugería que comer cacahuates dos veces por semana podía reducir en un 24% el riesgo de sufrir un ataque al corazón mortal.
  • Sangre sana: Son ricos en arginina, aminoácido que ayuda a dilatar los vasos sanguíneos, mejorando el flujo sanguíneo.
  • Prevenir enfermedades: Son ricos en resveratrol, un fotoquímico que podría ayudar a reducir el riesgo de sufrir ciertos tipos de cáncer, pues inhibe el crecimiento de los tumores porque corta el suministro de sangre a las células cancerígenas. Comerlos con regularidad contribuye a disminuir el riesgo de sufrir una apoplejía.

¿Qué contienen?

  • Una ración de 30 g de cacahuates sin sal es una buena fuente de cobre, vitamina B1, niacina y vitamina E. También aporta vitaminas B2 y B6, ácido fólico, potasio, fosforo, magnesio, hierro, cinc, proteínas, fibra y manganeso.

¿De dónde provienen?

  • Los cacahuates son las semillas de una planta de la familia de las leguminosas originaria de América del Sur y Central. Actualmente se cultivan en China, Indondesia, Norteamérica, Nigeria y en muchos otros países. En cada cáscara hay entre uno y cuatro cacahuates, cada uno envuelto por una fina piel parecida al papel.