Coco

  • Su alto contenido graso hace de él un superalimento controvertido, pero lo cierto es que es una fuente rica en fibra y en manganeso, que aumenta la energía.

¿Por qué te convienen?

  • Salud digestiva: la pulpa de coco, una buena fuente de fibra, favorece el buen funcionamiento del sistema digestivo.
  • Rico en manganeso: es una buena fuente de manganeso, necesario en distintos procesos químicos del cuerpo, como la producción de energía. Este mineral ayuda a mantener sanos el cerebro, la sangre y los nervios. Los estudios asocian a un nivel bajo de manganeso con un mayor riesgo de sufrir osteoporosis.
  • Equilibrio energético: el azúcar del coco tienen un índice glucémico (IG) bajo, por lo que aporta energía al cuerpo de forma lenta.

¿Qué contienen?

  • 100 g de coco natural son una buena fuente de manganeso, cobre, potasio y fosforo. Contienen asimismo vitaminas B6, C y E, ácido fólico, magnesio, hierro, cinc, selenio, yodo y fibra.

¿De dónde provienen?

  • Los cocoteros crecen en las regiones tropicales cercanos a la costa. Sus flores se recolectan y se transforman en azúcar de coco, o se dejan madurar para que den frutos de cascara dura.